Pintar no es cosa niños


Mandala es una palabra de origen sanscrito que significa círculo o disco. Se trata de un dibujo complejo generalmente circular que representa las fuerzas que rigen el universo. El dibujo se forma con figuras geométricas básicas como círculos, cuadrados y triángulos. Aunque tiene su origen en la India se propagó por las culturas orientales y también se pueden ver en el cristianismo medieval y en pueblos indígenas.

Un mandala es una representación simbólica del universo. Se compone de figuras organizadas alrededor de un centro que representan la pertenencia del todo al todo. Tradicionalmente han sido utilizados para la meditación. El trabajo de meditación que se realiza con los mandalas puede consistir tanto en su observación como en el coloreado.

Pintar mandalas nos aporta muchos beneficios, en primer lugar nos permite descubrir cómo se encuentran nuestros niveles de atención y concentración. A través de la atención que implica colorear se consigue restaurar la tranquilidad y conseguir un estado de relajación, al mismo tiempo que potenciamos la creatividad. Los mandalas invitan a crear, imaginar y encontrar armonía en el desorden, puesto que ponemos en funcionamiento nuestro lado creativo y fomentamos la concentración.

Además podemos ver reflejado nuestro estado anímico a través de los colores que empleamos. No hay una forma “correcta” de dibujar, todo depende de ti, sí que es importante observarlo bien antes de empezar. Puedes empezar del centro hacia fuera o de fuera hacia el centro. El ojo, la mano y el subconsciente son los protagonistas, si lo que quieres es mostrar como re sientes, empieza a colorear de dentro hacia fuera. Si en cambio pretendes centrarte, aclararnos tus ideas, hazlo de fuera hacia dentro.

Últimamente se ha extendido su uso en las aulas, puesto que para los niños también tiene beneficios en el desarrollo físico y emocional. En primer lugar porque guardan silencio y se concentran. Existen mandalas de mayor o menor complejidad, cuanto más complejos mayores serán los procesos cognitivos. Además potencia la coordinación mano-ojo, así como la precisión en la escritura y la manipulación de objetos. Estimula la capacidad de logro y responsabilidad, puesto que hay que terminarlo para poder mostrarlo.

Es importante que no sea una tarea o algo impuesto como obligación, sino que deben pintarse libremente, procura dejarte llevar sin pensar en un objetivo concreto. Deja a un lado tus preocupaciones tu mente te lo agradecerá. Además pintar mandalas es una actividad accesible a todos los públicos, así que es una forma estupenda de relajarse en familia.

#concentración #creativida #pintar #mandala #meditación

52 vistas

ATITLAN CHIROPRACTIC

PZA. SAN FRANCISCO, 6, 1A-B

50006 ZARAGOZA

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social de YouTube

Copyright © 2014 Atitlan - Centro Quiropráctico. Todos los derechos reservados.

Whatsapp_37229.png