VUELVE A LOS ORÍGENES: DIETA PALEO


Nuestros cuerpos están diseñados para estar sanos y al 100%, siempre y cuando los cuidemos y entre esos cuidados se encuentra la alimentación.

La dieta paleo se basa en la alimentación del Paleolítico, es el periodo más largo de la historia del ser humano de hecho abarca un 99 % de la misma. Aunque la vida del hombre primitivo no se puede comparar con nuestra vida moderna es importante recordar que nuestra genética no está preparada para una vida sedentaria. Los caza-recolectores gozaban de muy buena salud, no tenían caries ni malformaciones óseas. El índice de mortalidad infantil era notablemente bajo y el 10% de la población llegaba a los 70 años, tampoco padecían enfermedades degenerativas como el cáncer, la diabetes o afecciones cardiovasculares. ¿Qué ha cambiado desde entonces hasta hora? ¿No habrá una conexión entre lo que comemos y nuestra salud, tanto física como emocional?

Pero más allá de la alimentación el estilo de vida Paleo también busca equilibrar nuestra salud mediante el manejo del stress, cuidando nuestras horas de sueño y realizando el ejercicio más apropiado para nuestro cuerpo. Estamos genéticamente programados para un modo de vida que hoy prácticamente no existe y esto se refleja en nuestra salud.

Beneficios:

1. Mejora la digestión. El 80% del sistema inmunológico se encuentra en los intestinos. Al consumir alimentos que el cuerpo no tolera se crea una irritación en el sistema digestivo, lo que provoca una cadena de problemas inflamatorios y autoinmunes.

La mejor forma de sanar nuestro sistema digestivo es evitar comidas difíciles de digerir, es decir comida altamente procesada.

2. Pérdida de peso, gracias a la combinación de una buena digestión y unos buenos niveles de azúcar en sangre. Con una buena digestión, los nutrientes son absorbidos y el cuerpo elimina los desechos de forma correcta. Con un buen nivel de azúcar en sangre el cuerpo no tiene periodos continuos de hambre o antojos.

3. Te sentirás más fuerte, enérgico y tendrás más claridad mental.

Alimentos incluidos:

1. Verduras, todas aquellas que puedan comerse crudas.

2. Carnes de todo tipo.

3. Pescados frescos, enlatados (al natural), mariscos.

4. Frutas, especialmente las bajas en fructosa: fresa, cereza, naranja, mandarina, kiwi. Dos o tres piezas al día.

5. Olivas, frutos secos, aguacates o aceite de oliva. No tengas miedo a las grasas naturales

Evitar:

1.Limita el consumo de lácteos, especialmente los pasteurizados. Mejor orgánicos sin pasteurizar.

2. Azúcares, nunca procesados. En dosis moderadas miel natural o jarabe de arce.

3. Evitar todo lo que contenga gluten. El gluten genera inflamación, exceso de mucosidades dentro del cuerpo y acidificación del pH interno, 3 componentes claves para que aparezcan enfermedades autoinmunes e inflamatorias.

4. Comida industrial, procesada, productos comestibles que no se encuentran en la naturaleza. No ingerir nunca alimentos con ingredientes que no podamos pronunciar.

Consejos:

  • Prueba condimentos e ingredientes nuevos, evita cocinar siempre lo mismo o terminarás aburrido. Disfruta sabiendo que es la mejor solución para tu salud.

  • Haz ejercicio, al cambiar tus hábitos alimenticios y eliminar los granos y el gluten perderás peso.

  • Realiza actividades de baja intensidad como paseos, optimizan el metabolismo y retrasan el envejecimiento.

  • Duerme mínimo 8 horas cada día, la falta de suelo hace subir de peso, afecta al sistema inmunológico y te vuelve olvidadizo.

Las primeras semanas son las más difíciles, después de tres semanas o cuatro tu cuerpo ya se habrá acostumbrado, te sentirás mejor, empezarás a notar los beneficios y será más fácil seguir la dieta. No intentes hacer todo de golpe lo más seguro es que no lo logres y pierdas motivación. Proponte pequeñas metas hasta lograr el objetivo final.

#dieta #paleo #paleolítico #salud #alimentación #bienestar

15 vistas

ATITLAN CHIROPRACTIC

PZA. SAN FRANCISCO, 6, 1A-B

50006 ZARAGOZA

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social de YouTube

Copyright © 2014 Atitlan - Centro Quiropráctico. Todos los derechos reservados.

Whatsapp_37229.png