Atrévete a trabajar sobre un fitball


¿Qué beneficios aporta sentarse sobre un fitball?

Hoy en día pasamos la mayor parte del tiempo sentados y por muy buena postura que intentemos adoptar son demasiadas horas y nuestro cuerpo acaba por resentirse.

Pues bien, usar un fitball como sustituto de la silla puede ayudarte a que tu espalda no salga tan perjudicada. El solo hecho de sentarse sobre una superficie inestable activa la musculatura del tronco y hace que seamos algo menos sedentarios.

Algunos beneficios de sentarse sobre una pelota son:

  1. Libera la presión sobre la zona lumbar.

  2. Te obliga a mantener los pies en el suelo para no desequilibrarte con lo que consigue evitar que cruces las piernas.

  3. Permite que estires sin tener que dejar de hacer lo que estás haciendo.

¿Cómo sentarse?

Que estés sobre una pelota no implica que al ejercer menor presión sobre las vértebras ya te puedes sentar como quieras. Hemos de buscar siempre la postura correcta.

  1. Apoya los pies en el suelo completamente.

  2. Forma un ángulo recto en cadera y rodillas.

  3. Alinea tu columna: busca tu pelvis neutra, conecta bien las escápulas alejando los hombros de las orejas y siente como tu columna se alarga hacia el techo, como si alguien tirara de tu cabeza hacia arriba.

  4. Intenta crecer hacia arriba. Imagina que tienes una cuerda atada a tu cabeza y que tiran de ella hacia arriba, como si quisieras alargar la columna.

Streching en el trabajo

El fitball te permite además hacer estiramientos aprovecha tiempos muertos en el trabajo para ejercitar tu musculatura.

  1. Estira las piernas mientras te apoyas con las manos en la mesa.

  2. Realiza círculos con la cadera moviendo la pelota.

  3. Haz rotaciones de columna.

  4. Colocar la pelvis en retroversión y adelantar un pie y luego otro a pasos cortos (si no controlas la activación del core, mejor apóyate con las manos en la mesa para no perder el equilibrio) hasta notar que tu coxis se “sienta” sobre el fitball. Luego vuelve a la posición de inicio paso a paso manteniendo el centro activo.

Es normal que durante los primeros días notes que se cargan todos los músculos que rodean a la columna, especialmente a nivel lumbar. Es un buen síntoma, tus músculos se encuentran ahora en una situación activa y poco a poco se acondicionarán y realizarán su función (estabilizar la columna). Déjale unos días a tus músculos para que se adapten, en dos o tres semanas no notarás la sobrecarga.

#sentarsecorrectamente #fitball #pelota #silla #espaldasana

147 vistas

ATITLAN CHIROPRACTIC

PZA. SAN FRANCISCO, 6, 1A-B

50006 ZARAGOZA

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social de YouTube

Copyright © 2014 Atitlan - Centro Quiropráctico. Todos los derechos reservados.

Whatsapp_37229.png