Gratitud y salud


La gratitud es una de las mejores actitudes a las que podemos aspirar, no solo porque nos permite atraer lo positivo a nuestras vidas, sino por los beneficios que tiene sobre la salud. La gratitud es un ejemplo asombroso de cuan fuerte es el lazo entre la mente, el cuerpo y las emociones.

Los estudios realizados por Robert A. Emmons y su colega Michael McCullough sugieren que la gratitud fortalece el sistema inmunológico, reduce la presión arterial, reduce los síntomas de las enfermedades, y nos hace menos susceptible al dolor y otras molestias. También nos anima a hacer más ejercicio y cuidar mejor de nuestra salud.

La gratitud reduce la ansiedad y la depresión. Las personas agradecidas disfrutan de más horas de sueño cada noche, pasan menos tiempo despiertos antes de dormirse, y se sienten más dispuestas al despertar. Si quieres dormir más profundamente, cuenta las bendiciones, no ovejas.

Emmons ha encontrado que “ser agradecido” contribuye a que seamos más saludables, hábiles y energéticos. Según el resultado de sus investigaciones las personas que practican la gratitud diariamente (por ejemplo, llevando un diario de gratitud) reportaron mayores estados de alerta, entusiasmo, determinación, atención y energía, que aquellas que no la practican).

La Dra. Christiane Northrup, rostro popular de los medios estadounidenses, cofundadora de Women to Women, una clínica holística que tiene en cuenta la relación cuerpo, mente y energía, además de autora de varios libros; cuyas investigaciones concluyen que, cuando encontramos algo por lo que ser agradecido, por muy pequeño que esto sea, y mantenemos el sentimiento de gratitud de 15 a 20 segundos, ocurren en nuestro cuerpo muchos cambios fisiológicos sutiles y beneficiosos:

  • Descenso de los niveles de la hormona del estrés (cortisol) lo que produce cambios beneficiosos en nuestro organismo, incluyendo el fortalecimiento del sistema inmunológico.

  • Las arterias coronarias se relajan lo que permite un mejor flujo sanguíneo.

  • El ritmo cardiaco se armoniza produciendo efectos positivos sobre el carácter y otros órganos del cuerpo.

  • La respiración se vuelve más profunda incrementando la cantidad de oxigeno en los tejidos.

Cultivar la gratitud como muchas otras actividades requiere de voluntad y disciplina. Con la práctica continua podremos obtener los beneficios físicos y emocionales que nos promete. Dar gracias te hace grato.

Ser agradecido puede literalmente cambiar tu vida. Mientras más agradecido estés por las cosas y por las personas que están en tu vida más cosas y situaciones buenas atraerás.

Expresar gratitud a las personas que han hecho algo por ti, incluso por lo mas mínimo, también enriquece tu vida y estimula a la persona que recibe el agradecimiento.

Establece el hábito mental de agradecer siempre y en todo momento. Busca activamente los detalles y las acciones de otras personas para ayudarte y/o hacerte sentir bien y agradéceles.

Gracias por compartir este artículo.

#gratitudysalud #darlasgracias #diariodegratitud

6 vistas

ATITLAN CHIROPRACTIC

PZA. SAN FRANCISCO, 6, 1A-B

50006 ZARAGOZA

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social de YouTube

Copyright © 2014 Atitlan - Centro Quiropráctico. Todos los derechos reservados.

Whatsapp_37229.png