Depresión y Quiropráctica


La Depresión es un trastorno emocional, que normalmente se trata a través de psicólogos para "entender" e intentar deshacer las ideas, los pensamientos, etc., que desencadenan y mantienen a la persona "deprimida".

También se utilizan fármacos para afectar la química en el cerebro a través de las recomendaciones de psiquiatras. Estos métodos tienen sus resultados, pero...

¿Pero qué más se puede hacer?

La Quiropráctica puede ser muy útil para la persona con depresión. Lo importante es entender lo siguiente. Toda emoción está respresentada en el cuerpo por una química. La química que se produce es una reacción del cuerpo físico a una idea mental. Esta producción química es lo que la persona experimenta como emociones. El sistema archiva emoción en procesos químicos que repercuten sobre todo el tejido, esto se llama Somatización. La Quiropráctica "suelta" esta somatización para frenar el ciclo vicioso. Y ayuda a que la persona "salga" del agujero negro que la mantiene deprimida.

La comunicación de la mente con el cuerpo es de doble vía, es decir, la mente afecta al cuerpo y el cuerpo afecta a la mente. Un estado emocional que persiste crea patrones a través de senderos de información neuroquímicos. Poder deshacer estos patrones en el cuerpo ayuda muchísimo a conseguir eliminar los síntomas de la depresión, y puede acortar muchísimo el tiempo que el paciente está bajo tratamiento.

Con la mejoría, la persona puede bajo la supervisión de su médico, reducir y en muchos casos eliminar el medicamento. Porque los patrones se reducen o se eliminan, entonces no suele haber recaídas.

La Quiropráctica en sus más de 100 años de historia como especialidad sanitaria ha cuidado de muchas personas con trastornos emocionales. Ansiedad, trastorno Bipolar, Depresión, Fobias, entre otros.

Si usted o alguien que conoce sufre depresión o algún otro trastorno emocional, hágase revisar por un quiropráctico lo más pronto posible, especialmente si lleva años bajo tratamiento médico, porque si su caso no ha cambiado mucho y sigue medicándose, lo más probable es que se tenga que seguir medicando. Una solución definitiva no se puede conseguir si sólamente se tratan los síntomas. La mejor opción sería un cuidado multidisciplinario. Con la mejoría que se consigue con los cuidados quiroprácticos y con las instrucciones de su médico, el objetivo sería reducir el consumo de fármacos.

La mente y el cuerpo están estrechamente unidos, las emociones son básicamente unas reacciones químicas producidas por el cuerpo a una imagen mental tanto real como imaginaria. Los fármacos intevienen en la cascada de eslabones químicos con el fin de controlar algún efecto. Es química administrada para que reaccione con la química que el paciente produce y tiene su utilidad, pero para tratar la mente con la máxima efectividad, también hay que tratar el cuerpo.


58 vistas

ATITLAN CHIROPRACTIC

PZA. SAN FRANCISCO, 6, 1A-B

50006 ZARAGOZA

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social de YouTube

Copyright © 2014 Atitlan - Centro Quiropráctico. Todos los derechos reservados.

Whatsapp_37229.png