Estiramientos por la mañana


¿Qué es lo primero que haces al levantarte de la cama por la mañana? Una rutina de estiramientos diaria debería de ser lo primero en la agenda de nuestro día. Solo unos minutos bastan para comenzar a poner al día las pilas de todo nuestro sistema músculo-esquelético y además una estupenda manera de recuperar rápidamente esta fuerza, disminuyendo además la rigidez producida durante la noche.

Los estiramientos ayudan al cuerpo a funcionar debidamente, nos sentimos con más energía durante la mañana, y desprendidos del estrés acumulado del día anterior. Además cuando se duerme, la circulación se ralentiza, por lo que esta acción de extensión de nuestro cuerpo, ayuda a reactivar el flujo sanguíneo y prepara al cuerpo para el nuevo día.

Estirarse permite tener más flexibilidad a nivel de los tejidos musculares y de las articulaciones. Tus músculos vuelven a tener dinamismo y tu cuerpo una mejor movilidad. Los ejercicios de estiramientote ayudan a prevenir pequeños males que te acechan a diario o las tensiones que podrías acumular a lo largo del día.

  • El músculo vuelve a tener su largo óptimo, se oxigena más y elimina las toxinas

  • El alargamiento de la columna vertebral estimula la energía aparcada durante la noche

  • Los músculos, las articulaciones y los huesos bien estirados favorecen una buena circulación sanguínea.

Aquí os dejamos los 6 estiramientos que Daniel Gil Rippin nos propone realizar cada día antes de salir de la cama:

1. Estiramiento suave lateral:

Sientate en el centro de la cama con las piernas cruzadas. Entrelaza los dedos de tus manos con las palmas mirando hacia arriba, y extiende los brazos por encima de la cabeza. Sin levantar el culo de la cama, ve inclinando el cuerpo hacia la izquierda despacio, pausa, y regresa al centro. Repite el mismo estiramiento, pero esta vez hacia la derecha. Después vuelve de nuevo al centro para completar el estiramiento. Dónde debes sentir el estiramiento: en la parte superior de la espalda, brazos y oblicuos.

2. Extensión Lateral:

Siéntate en el centro de la cama con las piernas cruzadas. Sin levantar el culo de la cama inclina el cuerpo (utilizando la cintura como eje) hacia la izquierda y deja que tu antebrazo izquierdo descanse sobre la cama con la palma apuntando hacia abajo. Extiende tu brazo derecho por encima de la cabeza, después lleva la mano hacia atrás al mismo tiempo que abres los pulmones. Pausa y vuelve a llevar el brazo por encima de la cabeza y hacia adelante acompañando al brazo con el torso y la cabeza. Finalmente acaba posando la cabeza y el brazo derecho ligeramente sobre la cama. Vuelve a la posición inicial (sentado con las piernas cruzadas y la espalda recta) y repite el ejercicio pero en el lado derecho esta vez. Vuelve de nuevo al estado inicial para completar el estiramiento. Dónde debes sentir el estiramiento: Pecho, hombros, oblicuos y espalda

3. Balanceo lateral inclinado:

Siéntate en el centro de la cama con las piernas cruzadas. Sin levantar el culo de la cama y arrastra tus manos hacia adelante (lo más lejos posible). Apoyado el peso sobre tus antebrazos inclina tu cuerpo hacia la izquierda. Pausa, y regresa al centro para volver a repetir el movimiento (esta vez a la derecha). Continua cambiando de izquierda a derecha durante unos 30 segundos más o menos. Dónde debes sentir el estiramiento: Caderas, espalda y oblicuos.

4. Levantamiento de caderas:

Siéntate en el centro de la cama con las piernas cruzadas. Apoya ambas manos en la cama detrás tuya y a medida que vayas dejando tu peso descansar sobre las manos, deja la cabeza caer hacia atrás mientras llevas tu pecho y cadera hacia el techo levantando el culo de la cama. . Pausa y aguanta la posición durante 10 segundos, después vuelve a la posición inicial. Dónde debes sentir el estiramiento: caderas, abdominales y pecho.

5. 

Extensión lateral de pie y brazo opuesto:

Siéntate en el centro de la cama con las piernas cruzadas. Extiende tu pierna derecha hacia el lado derecho de la cama. Inclina el cuerpo hacia la derecha apoyando el antebrazo derecho sobre la cama y trata de alcanzar los dedos del pie con tu mano izquierda (o el tobillo si te es más cómodo de este modo). Una vez tengas los dedos bien cogidos (o el tobillo en su defecto), gira los dedos del pie hacia el centro de la cama y deja tu hombro izquierdo caer sobre la cama. Después vuelve a girar los dedos hacia el techo a medida que levantas el hombro y llevas el codo hacia arriba, por encima de la cabeza y abriendo el pecho (puedes soltar los dedos del pie para este último movimiento si quieres). Vuelve a cogerte de los dedos como antes y lleva el codo hacia el centro de la cama de nuevo. Continua girando y haciendo este movimiento el tiempo que creas necesario y vuelve a tu postura inicial para comenzar el ejercicio del mismo modo pero esta vez en el lado izquierdo de la cama. Dónde debes sentir el estiramiento: Espalda, isquiotibiales, brazos, oblicuos y pecho.

6. Levantamiento de caderas con pies en el suelo

Sientate en el lado de la cama con los pies en el suelo. Apoya ambas palmas de la mano en la cama, a un pie de distancia del culo, con los dedos apuntando hacia delante. En cuanto a la separación de las manos, deberían estar a la misma distancia que nuestros hombros. Ve depositando el peso de tu cuerpo sobre tus pies y manos a medida que vas levantando tu cintura. Tu cuerpo debería dibujar una linea recta desde la cabeza hasta las rodillas. Sin perder el control ve bajando la cintura de vuelta a la cama hasta quedar sentada en la postura inicial del ejercicio. Repite el ejercicio tantas veces como creas necesarias, y levántate a hacer frente a un nuevo día! Dónde debes sentir el estiramiento: cadera, cuádriceps, abdominales y pecho.

#estiramientosporlamañana #estiramientosallevantarsedelacama

57 vistas

ATITLAN CHIROPRACTIC

PZA. SAN FRANCISCO, 6, 1A-B

50006 ZARAGOZA

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social de YouTube

Copyright © 2014 Atitlan - Centro Quiropráctico. Todos los derechos reservados.

Whatsapp_37229.png