Vitamina E, nuestro antioxidante más importante


La vitamina E es nuestro principal antioxidante liposoluble. Neutraliza los productos intermedios del oxígeno que reaccionan fácilmente y que se presentan libres en los procesos respiratorios, denominados radicales libres. Estos radicales libres pueden anular las funciones de las células corporales, modificar su estructura albuminoidea y dañar los ácidos grasos de sus paredes, así como atacar las sustancias hereditarias. Cada célula debe superar diariamente un gran número de estos ataques.

El estrés diario oxidativo se produce por cargas ambientales, formas de vida poco sanas debido al consumo de tabaco o de alcohol, por la contaminación o las combinaciones alógenas, por radiación energética y también por esfuerzos físicos desmesurados.

Para contrarrestar los radicales libres, el cuerpo dispone de un sistema protector formado por enzimas antioxidantes. Sin embargo, los ataques exteriores son, son frecuencia, más fuertes que el sistema inmunológico del cuerpo. Los antioxidantes como la vitamina E refuerzan la protección celular, capturan y ligan los radicales, antes de que puedan alcanzar el núcleo de la célula.

La vitamina E protege las células del cuerpo contra síntomas de vejez prematura y proporciona una mayor capacidad funcional. Favorece la circulación sanguínea y el abastecimiento de oxígeno en todo el organismo. Contribuye a un mejor aprovechamiento energético y a la protección de las células contra el desgaste y el cansancio rápido.

Estudios científicos indican que la vitamina E puede reducir el riesgo de las personas con un elevado riesgo de infartos cardiacos de forma significativa, debido a su capacidad de reducir la arterioesclerosis por su efecto antioxidante sobre las lipoproteínas de baja densidad.

La vitama E también tiene efectos positivos sobre el metabolismo de la piel. Favorece la irrigación del tejido conjuntivo, le proporciona un aspecto relajado y liso y la hace más resistente.

Por sus múltiples efectos positivos sobre los procesos del metabolismo celular y con ello sobre todo el organismo, la vitamina E contribuye a mantener la estabilidad física hasta una edad avanzada. Por esta razón, es muy importante para la salud y el bienestar ingerir la cantidad necesaria de vitamina E.

En esta tabla encontraréis alimentos básicos del día a día en los que podemos encontrar la cantidad diaria recomendada de vitamina E* (15 mg en adultos y adolescentes) que nuestro cuerpo necesita:

*CDR 15 mg/día en la edad adulta

#vitaminae #alimentosconvitaminae #cdrvitaminae

24 vistas

ATITLAN CHIROPRACTIC

PZA. SAN FRANCISCO, 6, 1A-B

50006 ZARAGOZA

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Icono social de YouTube

Copyright © 2014 Atitlan - Centro Quiropráctico. Todos los derechos reservados.

Whatsapp_37229.png